La Acción Humana, un Tratado de Economía – Fragmento

por Ludwig von Mises – tomado de la versión abreviada, seleccionada y ordenada por Gérard Dréan

Definición de la acción humana

La economía se ocupa de las acciones reales de hombres también reales. Sus teoremas no se refieren a hombres ideales ni perfectos, ni al fantasma del fabuloso hombre económico (homo oeconomicus), ni a la noción estadística del hombre promedio (homme moyen).  El hombre con todas sus debilidades y limitaciones, todo hombre tal como vive y actúa, es el objeto de la cataláctica.  Toda acción humana es tema de la praxeología.  [23,4]

La acción humana es comportamiento con un propósito.  O podemos decir: Actuar es voluntad en acción y transformada en una agencia, que apunta a fines y objetivos, es la respuesta significativa del ego a los estímulos y las condiciones de su entorno, es el ajuste consciente de una persona al estado del universo que determina su vida.  [1,1]

Acción no es simplemente dar preferencia.  El hombre también muestra preferencia en situaciones en las que las cosas y acontecimientos son inevitables o se cree que son así.  Así pues, un hombre puede preferir el sol a la lluvia y tal vez desee que el sol disipe las nubes.  Aquel que sólo desea y espera no interfiere activamente con el curso de los acontecimientos ni con la conformación de su propio destino.  Pero el hombre que actúa decide, determina y trata de llegar a un fin.  De dos cosas, las cuales no puede tener al mismo tiempo, selecciona una y se abstiene de la otra.  La acción, por lo tanto, siempre implica ambas cosas, escoger y renunciar.  [1,1]

Expresar deseos y esperanzas y anunciar acciones previstas pueden ser formas de acción en la medida en que sus objetivos en sí mismos son la realización de un determinado fin.  Pero no debe confundirse con las acciones a que se refieren.  No son idénticas a las acciones de anunciar, recomendar o rechazar.  La acción es algo real.  Lo que cuenta es el comportamiento total del hombre, y no lo que dice acerca de lo que planea hacer, sino de los actos que realiza.  [1,1]

Por otra parte, la acción debe distinguirse claramente de la actividad dirigida a la obra.  Acción significa el empleo de los medios para lograr objetivos.  Como regla número uno de los medios utilizados es el trabajo del hombre de acción.  Pero este no es siempre el caso.  En condiciones especiales una palabra es todo lo que se necesita.  El que da órdenes o prohibe pueden actuar sin ningún tipo de desperdicio de trabajo.  Hablar o no hablar, sonreír o permanecer serio, pueden ser acción.  Consumir y disfrutar de algo no es menos acción que abstenerse de consumir y disfrutar.  [1,1]

La praxeología por consiguiente no distingue entre personas “activas” o enérgicas y “pasivas” o indolentes.  El hombre industrioso y vigoroso que lucha por el mejoramiento de su condición no actúa ni más ni menos que el hombre letárgico y lento que toma las cosas como vienen.  Porque no hacer nada y estar inactivo son también acciones, y también determinan el curso de los acontecimientos.  Siempre que las condiciones de la interferencia humana está presente, el hombre actúa independientemente de que interfiera o se abstenga de interferir.  El que insiste en algo que podría cambiar no actúa menos que el que interfiere con el fin de lograr otro resultado.  El hombre que se abstiene de influir sobre el funcionamiento de factores fisiológicos e instintivos, sobre los que podría influir, también actúa.  Acción no es sólo hacer, pero tampoco es menos, omitir hacer lo que posiblemente podría hacerse.  [1,1]

_____

Fragmento abreviado de La Acción Humana, un Tratado sobre Economía 

de Ludwig von Mises – Fragmento tomado de la versión abreviada, seleccionada y ordenada por Gérard Dréan – Página 32

TRADUCCIÓN DE RODRIGO BETANCUR

About MisesColombia

Seguidor del gran Filósofo Libertario el Dr Hans-Hermann Hoppe
This entry was posted in Blog and tagged , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published.